Desarrollo de las habilidades personales y emprendedoras a través de la ciencia y la astronomía

 

La rueda de la vida | Aplicando de lo aprendido

La rueda de la vida es un ejercicio muy estimulante para reflexionar sobre las diferencias entre lo deseado y la realidad, pues muestra muy claramente lo distintos que son estos dos conceptos. Al ver estas diferencias, no quise esperar para tomar acción y me puse a escribir una lista con todas aquellas actividades que podía hacer diariamente y me ayudarían a reducir al mínimo la distancia entre lo que tengo y lo que me gustaría tener, lo que hago y lo que quisiera hacer, lo que soy y lo que deseo ser.

La rueda de la vida está dividida en 6 apartados, de forma que escribí en cada uno de los apartados qué cosas podía hacer para mejorar, en hacerlo, me percaté que muchas de las actividades coincidían en 2 e incluso 3 apartados y que, sin embargo, ocupaban poco más de 30 minutos de mi tiempo. Entendí que estas eran algunas de las actividades que debía priorizar, pues me aportaban muchos beneficios a cambio de poco tiempo. También me di cuenta que habían otras actividades que no requerían ninguna inversión de tiempo (como por ejemplo mantener una buena postura, ser amable y ser optimista) y que podían tener un efecto muy positivo en mi vida. Entendí que estas también eran prácticas que debía incorporar a mi día a día. Finalmente comprendí también lo importante que era organizarme para poder dar cabida a aquellas actividades que aparecían en solo un apartado de la rueda pero que eran cruciales para mi desarrollo personal en un aspecto determinado.

 - Albert Gimó. Cellex