Desarrollo de las habilidades personales y emprendedoras a través de la ciencia y la astronomía

 

La rueda de la vida

Después de un largo y atareado día, llega la noche a Damaraland. Esta noche hemos hecho una sesión nocturna con Carlos. En esta ocasión hemos puesto en común una actividad que empezamos el día anterior la cual trataba de encontrar nuestros rasgos personales más pronunciados.

Después de esto Carlos nos ha introducido la rueda de la vida. Esta cuenta con seis características de la vida a puntuar del 0 al 10 según nuestra propia vida actual, estas características también se han de puntuar según aquello que preferirías en tu vida. Este ejercicio permite observar aquellos puntos en los que no destacamos y en los que hemos de mejorar:

  • Ocio.
  • Salud.
  • Relaciones personales.
  • Desarrollo personal.
  • Trabajo.
  • Amigos / Familia.

 - Àlex Muntè. Joves i Ciencia

 

Visitando una colonia alemana

Dunas alejaban, aparecían montañas, el océano. Así fue el viaje de Sesriem a una colonia alemana, Swakopmund. Llegamos justo antes de la puesta del sol. La ciudad no tiene edificios muy grandes, pero todas son muy bonitos. Nos paramos delante de una casa de dos pisos. Allí dentro nos dieron las llaves para por fin podemos entrar en nuestras habitaciones. Comparando con las noches en las tiendas, ese es un hotel de 5 estrellas. Dormíamos en habitaciones de 2 personas.

A las 19:30 todos salimos fuera y entramos otra vez en el camion. No se veía el cielo ya que estaba cubierto de nubes. En 20 minutos llegamos a la costa y volvemos a ver el océano. Al salir del camion todos notamos el frío que hacía. Rápidamente nos metimos dentro de un edificio que era un restaurante “The Tug”. Allí había mucha gente, pero desde lejos se distinguían dos mesas largas, reservadas para nosotros. Al sentarse, miramos el menu y todos decidieron lo que comer. Yo pasé un poco mas tiempo pensándolo, pero al final yo también elegí mi comida. La espera del aperitivo pasó en una charla, llena de bromas y recuerdos de otros viajes. El tiempo pasó volando. Todos comemos muy bien y salimos muy felices. Al volver al guesthouse la mayoría nos vamos a dormir.

A la siguiente mañana, a las 7:30, nos encontramos todos en el bufet. Desayunamos muy bien, hablando unos con otros. Miquel nos dio unas pegatinas de “Stars4All” que le sobraban. A las 8:00 ya estábamos saliendo de Swakopmund.Viaje de Swakopmund a Damaraland| 31-07-2018| Albert Gimó

El viaje de Swakopmund a Damaraland fue largo y ocupó gran parte del día, por suerte, tuvimos una parada muy interesante que nos permitió aligerar el viaje y llenar las memorias de las cámaras fotográficas. Se trata de la parada que hicimos en Capa Cross para visitar una enorme colonia de lobos marinos

Lo que vimos al bajar del camión-bus era realmente espectacular, cientos y miles de lobos marinos en la costa, justo delante de nuestras narices. Pudimos pasear por la zona, tomando fotos y disfrutando del momento, compartiendo esos instantes con nuestros nuevos amigos que se paseaban justo a nuestro lado. Finalmente llegó el momento de seguir nuestro camino, el rato que habíamos pasado en Capa Cross nos dejaba un recuerdo sorprendente y fleje de fotos adorables, por delante horas de camino y buena música (hasta que Àlex tomó el control del altavoz) para hacer pasar las horas más rápido.

- Sasha Selezneva. Observatori Astronomic Albanya

 

Subiendo a la duna más alta del mundo

El día de hoy ha sido largo. Comenzamos el día muy temprano para poder ver el amanecer desde las dunas del desierto, y una vez concluido el espectáculo de tonos rojizos en la arena nos dispusimos a subir a la duna más alta del mundo. Me causó sensación la imponente montaña de una altura de unos 300 metros. La primera mitad de la subida fue algo costosa, pero una vez superado el Ecuador del ascenso todo fue más sencillo. Y al llegar arriba, tras disfrutar del paisaje tomamos unas cuantas fotos de grupo. Para ello usamos algo que había desarrollado por iniciativa propia uno de los compañeros de la expedición. Luego de esto comenzamos la mejor parte del día, el descenso del Big Daddy. Empezamos a correr ladera abajo los 300 metros de altura que habíamos subido. Luego vimos un bosque petrificado y regresamos al campamento al que nos habíamos trasladado la noche anterior. Al llegar cambiamos de ubicación las tiendas, las montamos de nuevo y preparamos el campamento, y acto seguido fuimos a un restaurante a cenar con cocina en vivo y velas. Recompensa merecida tras haber movido y montado todas las tiendas.

- Jesús Martín. CCT Canarias

Jugando a Código Secreto

Codigo-secreto-imagenes-3

Código Secreto es un juego que consiste en dos equipos, cada uno de los cuales tiene un líder distinto que va cambiando a cada ronda. Hay además una serie de cartas que pueden ver todos los jugadores, cada una con una palabra distinta escrita. A cada equipo le tocan aleatoriamente unas cartas, pero solo el capitán del equipo sabe cuáles son. A partir de esta información, el capitán de cada grupo debe conseguir que el resto de miembros de su equipo adivinen cuáles son las cartas que les corresponden. Para hacerlo, el capitán debe decir una sola palabra por turno que esté relacionada con algunas cartas, evitando mencionar las palabras que están escritas en las cartas que son visibles para todos. El objetivo del juego es que un líder consiga que los miembros de su equipo adivinen cuáles son sus cartas en el mínimo de turnos posibles. Para conseguirlo es importante buscar relaciones entre las palabras y dejar volar la creatividad, pero también es importante ser claro, pues los miembros de tu equipo te deben entender. 

Este juego permite ver muy claramente lo complicado que es explicarse de forma clara, y disponer de una sola palabra por turno hace esta comunicación una tarea aún más complicada. Además, este juego pone en relieve lo distintas que son las formas de pensar y buscar relaciones de cada persona, sobretodo cuándo se debe ser conciso y creativo. Este aprendizaje se debe recordar y tener presente, pues es muy útil en muchas de las interacciones que tenemos a lo largo del día.

También se trabaja con este juego la asociación de ideas y la creatividad al buscar relaciones entre las distintas cartas intentando usar el mínimo de turnos posibles. Finalmente, también hemos trabajado la empatía en intentar entender las ideas del otro jugador y sobretodo en entender la situación del líder del equipo tras haber pasado por aquella posición y saber lo complicado que es ejercer esa función.

 

 - Albert Gimó. Cellex