Yellowstone

yellowstone

Con sólo un día en el parque, ya hemos podido maravillarnos con la increíble explosión de naturaleza que nos ofrece. Las estructuras salinas me sorprendieron, incluso más al descubrir una madre alce y su cría escondidos entre sus alrededores. La vista del valle del río es espectacular, así como ver una manada de bisontes cruzando la carretera o renos esparcidos entre los edificios de un pueblo. Y si a esto le sumas dormir en una cabaña de madera bien calentita, sólo puedo estar infinitamente agradecida, esperando nuevas sorpresas de los días que se acercan.

- Maria Prat, CIMs-Cellex

 

¿Cómo se siente uno al empezar el día en medio de uno de los parques naturales más importantes del mundo? En mi caso, muy afortunada y dispuesta a ser sorprendida con todo lo que me brindasen dichas tierras. Pero, como ya es recurrente en este viaje, mis expectativas se vieron otra vez superadas: Grandes formaciones rocosas, “piscinas” de agua muy caliente, fantásticas cataratas, bisontes pasando por el medio de la carretera, renos entre las casas del pueblo y para terminar unos exquisitos guisantes hechos por Cándido y Ramón. ¿Se puede pedir más?

- Marta Puig

 

Tras llegar al parque natural de Yellowstone, hemos hecho nuestra primera visita. Tal y como me habían contado, este lugar tiene una biodiversidad y un paisaje capaz de dejar atónito a cualquiera. Hemos ido a Mammoth Hot Springs, un lugar con aguas calientes que emergen de bajo tierra y que dan lugar a un paisaje único. Encontrar bisontes y ciervos por el camino ha sido de lo mejor... ¡a ver qué nos depara el día de mañana! 

- Samuel Capelles, CIMs-Cellex