Desarrollo de las habilidades personales y emprendedoras a través de la ciencia y la astronomía

 

The Craters of the Moon

Yasmina 2008

El sábado y el domingo dos grupos diferentes hemos visitado Los Cráteres de la Luna (The Craters of the Moon), que fueron proclamados Monumento Nacional de EEUU en 1924.

Resultado de 8 grandes periodos eruptivos en el Great Rift, una cadena de grietas y fisuras de aproximadamente 85 km de largo, entre 15.000 y 2.000 años atrás. A través de las erupciones, este inmenso campo de lava cubre casi 2.900 kilómetros cuadrados, cuatro veces el tamaño de la isla de La Palma. A modo de anécdota contar que este paisaje tan especial, tan lunar, sirvió de lugar de entrenamiento de los astronautas del Apolo 14 en 1969 (Alan Shepard, Edgar Mitchell, Joe Engle y Eugene Cernan) para su viaje a la Luna.

Para recorrer el Parque tenemos una carretera asfaltada con las siguientes paradas:

1) Centro de Visitantes Robert Limbert, que recibe su nombre del explorado, taxidermista y escritor nacido en Minessota y idahoano de adopción. R. Limbert dio a conocer esta zona, y de hecho le puso nombre al parque, a través de su artículo en la National Geographic Magazine, “Outdoor América, Outdoor Life”. En el centro uos amables guardabosques nos han atendido e informado muy bien. Además, hemos podido observar el Sol a través de unos telescopios de dos voluntarios de la NASA desplazados a la zona por el eclipse. En este lugar también se puede disfrutar de películas, exposiciones y conocer los horarios para las caminatas guiadas y los distintos programas nocturnos que ofrecen los guardas.

2) North Crater Flow. En segundo lugar nos encontramos con un paseo circular (500 m) por una de las coladas de lava más jóvenes del parque hasta los monolitos, que son fragmentos de lava que han sido arrastrados hasta aquí por coladas de lava. Hemos hecho este sendero con tranquilidad, disfrutando del paisaje, y de su flora y fauna, sorprendiéndonos por cómo se han adaptado a vivir en unas condiciones tan particulares.

3) Devils Orchard. En tercer lugar hay un nuevo sendero circular (800 m) en el que se puede ver torres de lava como islas en medio de cenizas, aunque no hemos podido visitarlo dado nuestro limitado tiempo.

4) Inferno Cone. En cuarto lugar nos encontramos con un cono de ceniza de 1.884 metros de altura. Algunos compañeros han ascendido a la cima a través de un sendero de 800 m con bastante desnivel, y desde la cual pudieron ver conos alineados a lo largo del Great Rift. Uno de estos conos, el Big Cinder Butte de 1.986 m, es uno de los conos de escoria de basalto más grandes del mundo.

5) Area Spatter Cones y Big Craters. Estos pequeños senderos, que conducían a varios cráteres de volcanes en miniatura, los hemos hecho todos. En primer lugar hemos ido al Snow Crater y que, como su nombre ya indica, tenía nieve en su interior que se acumula durante el invierno y se mantiene todo el verano hasta la siguiente nevada. También hemos ascendido hasta el espectacular Big Crater. Aquí nos sorprendió una ardilla de pino amarillo, endemismo de la zona, que posaba para las fotos.

6) Desde este punto 6 salen varios senderos: Tree Molds Trailhead (3 km) en el que se pueden observar árboles carbonizados, Broken Top (3 km) alrededor de un cono de cenizas, y Wilderness (6 km) que lleva hacia unos árboles erguidos de lava. A este punto, algo más apartado, tampoco hemos llegado debido al poco tiempo.

7) Cave Area. Finalmente, el último punto es un sendero (800 m) por la lava. Se trata de una serie de tubos volcánicos formados durante el proceso de enfriamiento. Nos encontramos con cuatro tubos: Dewdrop Cave, Boy Scout Cave, Beauty Cave e Indian Tunnel. Para poder circular en todos los túneles es necesario el uso de linternas dado que son completamente oscuras, excepto en el caso de Indian Tunnel, que por su enorme tamaño ha hecho que el techo se derrumbase en diferentes partes iluminando el interior. Tampoco pudimos acceder a las cuevas, pero creo que es interesante comentar que es requisito para ello hacerlo con unas botas que no hayan visitado otras cuevas en los últimos 10 años. Esto es debido a que desde 2006 millones de murciélagos están muriendo en norteamérica, más del 95% de la población de algunas especies, a causa de un hongo que provoca una enfermedad mortal llamada “síndrome de la nariz blanca”.

La visita ha sido interesante. Es cierto que el paisaje, aunque precioso, no me ha impresionado tanto como a muchos de mis compañeros al venir desde Canarias, islas volcánicas y con erupciones más recientes que las de este parque, pero su inmensidad se abrumadora: la extensión de lava se perdía en el horizonte.

- Yasmina Rocha, Stars4All

Los cielos de Twin Falls y Boise

cityscape-of-boise-lighted-up-in-boise-idaho

La contaminación lumínica es un problema real, pero dicha problemática es aún mayor porque gran parte de la población no es consciente de esta realidad, lo han normalizado. Sin ir más lejos, en el trayecto Madrid a Atlanta, un compañero de la expedición que venía desde Sevilla nos contaba como allí muchos niños creían que el cielo era amarillo y que se sorprendían cuando salían de la ciudad y veían un cielo más oscuro.

Dicha contaminación es producida por una mala iluminación o por una sobreiluminación. En el primer caso son muchas las luminarias pertenecientes al alumbrado público que no focalizan la luz directamente en el suelo y que de alguna manera hacen que se pierda luz en la atmósfera. Esto, además de ser perjudicial para la observación astronómica, como ya apuntaba en un post anterior, es ineficiente desde el punto de vista económico y de aprovechamiento de los recursos naturales. Por el contrario, un alumbrado correcto implica ahorro energético, lo que trae consigo consecuencias económicas y medioambientales muy positivas.

La sobreiluminación puede provenir de múltiples fuentes: centros comerciales, hoteles, espacios de ocio, fachadas de edificios públicos, polígonos industriales, etc., incluso de nuestras propias casas.

Las últimas dos noches hemos estado en Twin Falls y en Boise, ambas ciudades en Idaho. Twin Falls es una “pequeña” ciudad que no llega a los 50.000 habitantes. Por otro lado, Boise, que es la capital del Estado, cuenta con unos 223.000 habitantes. Aunque el camping de Twin Falls está algo más apartado del núcleo poblacional y no se aprecia tanta contaminación, en ambas ciudades la calidad del cielo deja mucho que desear. Tal vez sus ciudadanos más jóvenes también crean que el cielo tiene ese color anaranjado.

- Yasmina Rocha, Stars4All

Las maravillas del río Snake

Marta 1908

Una vez instalados en el camping de Twin Falls, era visita obligada la del Parque de Shoshone Falls y la del puente Perrine que se encontraban a unos 10 kilómetros de nuestra ubicación.

Snake, que es el nombre del río que les da vida, es uno de los 15 ríos más largos de USA y uno de los 100 más largos del mundo. Siguiendo su curso, podemos encontrar fantásticos parajes como los que tuvimos el placer de visitar.

La primera parada que hicimos fue para ver las cascadas Shoshone, también conocidas como Niagaras del Oeste. Aunque con el nombre nos podíamos hacer una idea que sería un lugar que no nos dejaría indiferentes, era difícil imaginarnos tal espectáculo tras tantas horas en la carretera viendo inacabables llanuras. Nos quedamos muy impresionados y no era para menos: estábamos ante unas cataratas más altas que las propias del Niagara. Desde un precioso mirador, pudimos observar cada detalle de las cataratas a diferentes niveles que teníamos en frente y que alcanzaban los 275 metros de ancho. A pesar de que, con tales vistas, a todos nos sale el fotógrafo que llevamos dentro, tuvimos suficiente tiempo para poder contemplar y comentar el paisaje privilegiado que estas tierras nos ofrecen. Una de las cosas más sorprendentes de estas es su historia y es que su descubrimiento es relativamente reciente. En primera instancia, fueron caracterizadas por la abundante cantidad de salmones que contenían sus aguas, más tarde, utilizadas para gestionar el sistema de riego en la zona y también actuaron como presas hidráulicas. De hecho, el Valle Mágico, donde se encuentran, recibe ese nombre ya que, durante los primeros años del siglo XX, mediante el descubrimiento y construcción de presas y puentes, pasó de ser una tierra con unas condiciones muy adversas para la vegetación y la fauna a una de las más productivas de la zona, dando lugar a la fundación de pueblos a sus alrededores.

La visita siguió dirección al Puente Perrine. Un puente de 457 metros de longitud y una altura de casi 500 metros, siendo así el octavo más alto de los Estados Unidos. El atardecer nos regalo un paseo con una luz cálida y relajante en el que vimos el puente del Valle Mágico des de diferentes perspectivas dignas también de ser fotografiadas.

- Marta Puig 

Ruta y llegada a Twin Falls

caravanas 1808

En el día de ayer abandonamos el camping de Salt Lake City para desplazarnos al de Jerome en Twin Falls. La hora de salida fueron las 10 de la mañana, y se partió con rigurosa puntualidad. En primer lugar marcharon las furgonetas con el fin de encontrar un lugar interesante para hacer un descanso en el trayecto que se esperaba que tuviera una duración de entre 3 y 4 horas,. A continuación partieron las 7 caravanas y al final un coche escoba. Pueden ver la imagen de las caravanas, una tras otra, recorriendo las carreteras del noroeste americano. 

Con carreteras infinitas a la espalda y al frente, la primera parada se dio en un cruce con otras a un lado y al otro. En tres esquinas del cruce: campo. En la otra, una cafetería llamada Mollie’s.

Sin demasiada hambre, o eso creíamos, y con un sol intenso, decidimos entrar a refrescarnos. Una vez dentro, apreciamos una de las típicas cafeterías americanas que parecía que solo existían en las películas y en la televisión: Sillones rojos, anuncios de refrescos de los años 50 y cowboy en la puerta. Todo ello acompañado del sonido del paso de los camiones y la esencia de todo un espectro de tartas. Una vez sentados, el menú despertó el estómago de todos. Hamburguesas de queso, bacon, doble queso, doble bacon, hot dogs, tartas, pasteles, patatas con bacon y queso, con extra de bacon y extra de queso. Estaba claro, las miradas de todos anunciaron el festín de reyes que se iba a dar. Ya acabados, con el paso lento y el cuerpo acostumbrándose a su nuevo peso, nos dispusimos a continuar, subiéndonos antes al camión de un amable y experto conductor (¡Más de millón y medio de millas a su espalda!).

Tras llegar al campamento en Twin Falls, almorzar y jugar un rato, hemos concluido la tarde visitando Shoshone Falls. Tras un recorrido muy divertido en la furgoneta, el lugar ha superado todas nuestras expectativas. Estas discretas cataratas no son las más famosas y turísticas del país, pero su belleza y tranquilidad, lejos de las masas de turistas, hacen que no tengan nada que envidiarle a las del río Niágara, siendo incluso más altas que ellas con una altura de casi 65 metros (212 pies).  

- Felipe Paredes y Yasmina Rocha, Stars4All