Desarrollo de las habilidades personales y emprendedoras a través de la ciencia y la astronomía

 

Atrapados sin paredes

IMG-20170821-WA0032

¿Cómo es posible escapar de una habitación sin paredes? Está es la pregunta que nos planteamos todos cuando Carlos nos propuso jugar a un Escape Room “de mesa”. Aunque al principio nos pilló desprevenidos, rápidamente empezamos a meternos en el juego.

El acertadísimo hilo conductor del misterio nos captivó realmente: nos encontrábamos atrapados en el observatorio de Richard Harrison y teníamos que arreglar su último proyecto para no morir en el intento y llevarnos con nosotros toda una ciudad. El juego estaba formado por distintos sobres que representaban las salas y los objetos del ático. Para poder abrir cada sobre era necesario descubrir un código que se encontraba con un poco de ingenio entre los puzles que íbamos encontrando. En cada sobre también encontrábamos más información sobre la historia de Harrison y Abigail, su esposa difunta, hasta el punto de que nos lo tomamos como un reto personal y pudimos resolverlo en un tiempo récord.

Para empezar, este juego nos abrió la mente y destruyó nuestros prejuicios, pues nadie pensaba que existiera un Escape Room tan atípico. Por otro lado, hizo evidente que el trabajo en equipo era la mejor opción para resolver el misterio: lo que para algunos suponía una dificultad, otros podían manejarlo más fácilmente y así complementarnos entre todos. Vimos que no es tan importante lo que nos diferencia sino sabernos escuchar, valorar y organizarnos para llegar a la victoria.

Maria Prat, CIMs-Cellex i Marta Puig

El péndulo de Juan Ortega

IMG-20170821-WA0034

El físico y expedicionario Juan Ortega nos ha contado hoy sobre el experimento que llevará a cabo durante el eclipse solar total de mañana. Se trata de un estudio del efecto Allais, un fenómeno observado por el francés Maurice Allais el año 1959 que todavía no ha sido explicado científicamente. Según sus observaciones, si se prepara un péndulo de Foucault durante un eclipse total de Sol, varía la velocidad angular de su plano de oscilación. Tratar de dar una explicación a este suceso es el objetivo del experimento.
 
Juan ha montado el péndulo en una casita cedida por el cámping KOA de Arco, y nos lo ha enseñado mientras nos explicaba su montaje. No se trata de un péndulo cualquiera: está preparado para oscilar siempre con la misma amplitud, contrarrestando el rozamiento con el aire. Para hacerlo se ha usado una bobina, cuya corriente es proporcionada por un sistema electrónico regulado mediante arduino: cuando el péndulo metálico se halla en su punto de máxima altura el arduino envía una señal que acciona el paso de corriente hacia la bobina, que genera una fuerza magnética sobre el péndulo. De este modo se genera un pequeño impulso adicional en cada oscilación, y el estudio puede llevarse a cabo sin que el péndulo se frene progresivamente.
 
Durante la experimentación, una cámara toma imágenes cada cierto periodo de tiempo para su posterior análisis. Las explicaciones de Juan nos parecieron increíbles, ya que trataba conceptos que nosotros hemos dado en el colegio. Le hicimos una serie de preguntas, y a partir de sus respuestas empezamos a hipotetizar por nuestra cuenta una solución al efecto Allais. ¿Por qué se da este fenómeno? Hay estudios que sugieren que se debe a un cambio en la gravedad, pero esta explicación no nos acaba de convencer: en ese caso se alteraría el periodo del péndulo, pero la rotación de su plano de oscilación se mantendría invariable. Una hipótesis que se nos ocurrió es que, si el péndulo es de un material ferromagnético, el movimiento podría ser causado por el cambio en el campo magnético de la Tierra que parece tener lugar en los eclipses solares. En ese caso, una idea sería colocar dos péndulos en exactamente las mismas condiciones, pero uno paralelo a las líneas de campo magnético de la Tierra y uno que oscile perpendicularmente al mismo. Si la hipótesis fuera cierta, la variación en la velocidad angular debería percibirse en el péndulo perpendicular pero no en el paralelo.
 
La explicación de Juan nos ha mostrado de forma muy cercana que todavía hay problemas por resolver ahí fuera, y nos ha dado ganas de estudiar para resolverlos en nuestro futuro. Esperamos con ansias los resultados de Juan… ¡Ánimos!
 
- Samuel Capellas, CIMs-Cellex

 

El arco de Arco

IMG-20170821-WA0036

El domingo por la tarde, tras el almuerzo, hemos ido a realizar un pequeño sendero. Hemos llegado hasta él conduciendo por una pista sin asfaltar entre enormes extensiones de tierra lejos de cualquier atisbo de civilización: la típica estampa del oeste americano. Al contrario de lo monótono y aburrido que pueda sonar, ha sido muy divertido porque la furgoneta iba dando saltitos dadas las condiciones del terreno, lo cual nos ha recordado a una atracción y hemos compartido impresiones y anécdotas sobre los distintos parques que conocemos.

Tras llegar al punto de partida comenzamos a andar y el camino prometía: el sendero era de ascenso continuo y de bastante desnivel. Pero, a medida que íbamos subiendo, la vegetación se iba volviendo más densa y el aire fresco y puro que se respiraba daba una tregua al calor y al cansancio. El duro ascenso (para mi, los demás subieron como nada) se hizo menos duro por la ayuda de mis compañeros, que se detuvieron a esperarme y que me dieron muchos ánimos en los últimos pasos.

A la llegada nos esperaba un gran arco de piedra y unas impresionantes vistas al valle, aunque algunos querían más y continuaron subiendo un poco para disfrutar de unas vistas aún mejores. Finalmente mereció la pena.  

- Yasmina Rocha, Stars4All

Lego Serious Play

IMG-20170821-WA0035
Ayer pudimos disfrutar de uno de los juegos más interesantes a mi parecer. Pues el poder expresar sentimientos, emociones, ideas... mediante unos simples bloques de lego y que en muchos casos seria imposible llegar al mismo resultado sin la utilización de los mismos, es algo me parece muy asombroso. 
 
Además, estudios científicos demuestran que las células cerebrales están conectadas con las manos, con las que podremos retener información que muchas veces no seríamos capaces de expresar de manera verbal.
 
Es una metodología muy creativa con un gran abanico de posibilidades. Desde conocerse mejor a uno mismo hasta el poder desarrollar ideas innovadoras. 
 
Para comenzar el juego, cada participante recibe una bolsita de piezas de lego, con las cuales debe crear un prototipo que describa sus ideas, emociones...
 
Algunos miembros hablaron de su forma de ver la vida, otros de sus gustos y su forma de ser y otro el cuál me llamó mucho la atención, acerca de la vida y los obstáculos que hemos de afrontar en el transcurso de la misma y por supuesto, la importancia de no darse por vencidos. Pues si uno tropieza, debe saber levantarse y volver con más fuerza. Esto fue reflejado mediante una estructura que poco a poco iba creciendo y dificultando el recorrido, y mediante una escalera situada a mitad del camino, se representaba la posibilidad de poder volver a subir por ella si por algún motivo algún obstáculo te hace resbalar. 
En mi prototipo decidí reflejar mi forma de ser mediante la creación de un muñequito con una cabeza de cristal (representaba que soy una persona que le gusta que la gente pueda conocer mis ideas y opiniones), en la mano se podía observar una pequeña bandera (mostraba que me apasiona el investigar descubrir cosas nuevas, pues la bandera es el símbolo utilizado al descubrir nuevos planetas) y finalmente un bloque que unía sus pies (con lo que quería reflejar que me gusta reflexionar las cosas antes de realizarlas y no ir muy deprisa al tomar decisiones para equivocarme lo menos posible).
 
- Adrián Pérez, FGULL