Desarrollo de las habilidades personales y emprendedoras a través de la ciencia y la astronomía

 

Diario 2014Investigadores del emprendimiento

En esta sección los/las jóvenes explicarán su día a día en la expedición y sus progresos en el aprendizaje de habilidades emprendedoras y personales.

Regresamos de la Granja a Qasiarsuk

 

Hoy, en el camino de vuelta al albergue, hemos estado comentando el hecho de que la gente con la que nos cruzábamos e intercambiábamos algunas palabras se sorprendía del grupo tan cohesionado que habíamos creado en un tiempo record.  Nos preguntaron más de una vez si llevábamos semanas juntos o incluso si se trataba de una familia o grupo de amigos de toda la vida. Pero les respondíamos que no, que la gran mayoría nos conocíamos desde hacía escasamente cuatro días.

En la Granja de Tasiusaq constituimos un gobierno...

Después de la cena de esta noche, mientras lavaba los platos he notado que la mesa a mi espalda se empezaba a emocionar. Risas desmesuradas y acuerdos apresurados me hicieron prestar atención para saber de qué trataba el asunto. “¡Tenemos que buscarle un nombre!”; “Una mezcla entre Extremadura y Cataluña”; “¡Extremaluña!”.  Al parecer el grupo ha aprovechado que esta noche el Jefe de Expedición (Miquel Serra) no estaba para formar un nuevo gobierno de oposición. La cosa ha acabado así:

El Kayak y la Foca

Esta mañana, después de una larga y dura caminata que nos trajo a la granja de Tassiersuq (??) con la que pudimos disfrutar de unas vistas espectaculares, hemos tenido la oportunidad de practicar kayak. Aunque, posiblemente muchos de nosotros ya hayamos practicado este deporte anteriormente, lo de hoy ha sido impresionante. Poder remar entre los icebergs es una experiencia única; contemplando y admirando lo que la naturaleza es capaz de generar.

De repente, nos ha espiado un hocico y unos ojos han salido a la superficie; un viejo marinero observaba extrañado a unos curiosos en busca de auroras. El guía Álvaro nos ha indicado que se trataba de una foca barbuda muy pintoresca que se estaba acercando para investigar a los intrusos que se adentraban a su hábitat. Este animal ha llegado a aproximarse casi a cinco metros de nosotros. Finalmente, se ha zambullido y nos ha abandonado. Además de un gran paisaje, hemos podido disfrutar de la fabulosa fauna groenlandesa.

Por Núria Planes.

Más noches de auroras...

Expectativas bajas, cielo nublado, ánimos decaídos, y aun así la naturaleza nos brinda una magnifica sorpresa. Acaba de anochecer y las nubes del norte dejan paso al espectáculo nocturno. De repente un tenue resplandor cobra vida en lo alto y en menos de un minuto la certeza  nos invade: es la aurora, la mensajera del sol. En breves momentos, el firmamento se convierte en un  festín de luz. El zenit parece una batalla celestial de serpientes verdes y rojas. La emoción se nos acumula, y las auroras nos deleitan  con su espectáculo, imprevisible, único y apabullante.