Desarrollo de las habilidades personales y emprendedoras a través de la ciencia y la astronomía

 

Rosas y calaveras

 

Rosas y Calaveras es un juego que puede recordar al póker, pues se trata de realizar apuestas. Rosas y Calaveras permite, a diferencia del conocido juego de casino, hablar con los otros jugadores para intentar interferir en sus apuestas, por lo tanto los faroles cobran aún más importancia que en el póker. El juego se acaba cuando una misma persona gana dos partidas, por ese motivo cuando alguien ya ha ganado una ronda los demás empiezan a realizar alianzas con tal de que no se convierta en el líder de la banda de motoristas.


Este juego ayudar a trabajar elementos claves de un grupo de trabajo como podrían ser la comunicación o el análisis. Como ya he dicho en cualquier momento del juego se puede hablar para intentar convencer o confundir a los rivales, de esta forma se pueden emplear muchísimas estrategias con tal de ganar el juego. Pero también para poder ganar se debía analizar las cartas de los demás para saber quién miente y quien dice la verdad.


Me ha parecido muy curioso trabajarlo aquí en la ruta, pues es un juego con un único ganador, lo cual normalmente promueve la competitividad y no es exactamente lo que se busca en un ambiente de trabajo. Pero si es cierto que siempre una competitividad sana estimula a los miembros del grupo a realizar mejor su función.

Gerard Comas. Programa Cellex