Desarrollo de las habilidades personales y emprendedoras a través de la ciencia y la astronomía

 

Somos EmprendedoresTestimonios

intro testimonios 2014

En esta sección os dejamos con algunos testimonios de jóvenes que participaron el la edición de la Ruta de las Estrellas 2014 - Estas experiencias nos cuentan como han mejorado y desarrollado su iniciativa emprendedora y nos permiten visibilizar el grado de transferencia de conocimiento conseguido por la metodología de Ruta de las Estrellas y el emprendimiento.

Qué difícil es describir lo vivido...

La ruta de las estrella: Qué difícil es describir con palabras una experiencia vital como esta! Mirando atrás, yo elegí a la ruta como segunda opción de mi verano. Qué gran equivocación! Suerte que puede formar parte de esta gran FAMILIA. Una familia que me ha cambiado, y créeme, no quiero ser cliché. La ruta SI te cambia.

Al bajar del avión, y poner pie en la tierra de Barcelona supe que la Ruta había sido enorme, ahora veía con ojos distintos. Unos ojos que me permitían apreciar aquello que no veía antes, las personas son fundamentales. Cada una es distinta e igual de importante. Ahora veo lo más importante, “Conivnctis viribus” un grupo de persones motivadas juntas no tiene objetivo inalcanzable.

El objetivo no es viajar, ver lugares bonitos o auroras. No! El objetivo es crecer como persona. Y yo he crecido. Por eso siempre estaré agradecido con la Ruta, con Carlos, con Miquel i con todos los participantes, cada uno con una misión, con unos valores y con una historias personales de superación y empatía. Unas historias que tiran todo lo aprendido por la ventana y te enseñan la naturaleza verdadera del ser humano i de sus objetivos en el mundo: crear algo con ALGUIEN.  La Ruta en este sentido es un microcosmo humano, que no decepciona sino que a media que pasa el tiempo crece más i más en tu persona. GRACIAS!

Guillem Rivas.

La Ruta de las Estrellas es algo más que un sueño cumplido...

Cuando tenía 10 años escribí un trabajo para la escuela sobre las maravillas del mundo. En este recojía los espectáculos de la naturaleza que más me impresionan.

Para mí, las auroras son una de estas maravillas y con la Ruta de las Estrellas se ha hecho realidad el sueño de poder verlas en primera persona, de aprender a estudiarlas, de mirarlas mas allá de lo impactantes que son emocionalmente y lo impressionantes que son para los sentidos.

Realmente, la Ruta de las Estrellas ha significado mucho más que haber cumplido un sueño.

La Ruta es una experiencia de vida que te recuerda que tienes alas para volar, que lo que te propongas lo puedes conseguir y que es importante lo que quieres hacer pero lo es más con quién lo vas a hacer.

En la Ruta he conocido personas geniales que me han enseñado a vivir lo que quiero, a querer superarme cada día, a ser más responsable, que la convivencia es senzilla cuando los componentes del grupo quieren la buena convivencia, que el esfuerzo es esencial y también lo es la pasión por lo que haces; la Ruta me ha aportado un sinfín de aprendizajes que tengo muy presentes. Y es que este viaje, probablemente el más intenso y apasionante de mi vida , con tanta ciencia y con todo lo que significa, ha dejado huella en lo que soy y me ha dado recursos para poder decidir como quiero ser. 

Por todo, gracias.

Maria Balaguer

Un enorme crecimiento personal...

Me pidieron que explicara brevemente que había sido para mi la Ruta de las Estrellas y de inmediato pensé "esto lo escribo yo en 5  minutos". Sin embargo, aquí estoy, días después de esa petición sin tenerlo aún muy claro porqué nada de lo que he escrito hasta ahora me parece capaz de transmitir todo lo que este proyecto significa para mi.

Los días que estuve en la expedición tuve la oportunidad de estar en contacto con la ciencia de una manera que nunca había conocido, de ver las mayores maravillas de la naturaleza, de compartir momentos con personas increíbles y de descubrirme un poco más a mi misma, pero lo más impactante es que cuando estos días acabaron no me sentía al final de nada si no al principio de una nueva etapa de mi vida, de un nuevo yo. Quizá por eso me es tan complicado explicar que es para mi, porqué este verano no ha sido más que el principio y lo que me puede ofrecer la Ruta de las Estrellas no ha hecho más que empezar.

Se trata de una experiencia totalmente irrepetible y estoy convencida de que ninguno de los participantes la va a olvidar jamás. Y lo mejor de esto es que cada uno la recordará por sus propios motivos porqué en esta expedición, aún conviviendo con gente las 24 horas del día, es imposible no experimentar un enorme crecimiento personal.

Muy agradecida con todos los que lo habéis hecho posible,

Berta de Pablo

Una Experiencia Transformadora...

¿Viajar a Groenlandia e Islandia para observar auroras boreales? Sí, a mí también me parece una experiencia alucinante y un sueño increíble… Tengo la suerte de poder haber hecho realidad esta fantasía que, probablemente, si no se me hubiese presentado está opción no hubiese cumplido nunca.

El viaje representó algo inexplicable con palabras; vivimos juntos grandes momentos, momentos con personas impresionantes con los que convivimos como una gran familia. Adultos y jóvenes formábamos parte de un conjunto unido, entregado, curioso y motivado.

Mentiría si afirmara que solamente ha sido una expedición científica; ha sido MUCHO más que esto. Aparte de la parte científica, realmente interesante e impresionante, la convivencia y todas las experiencias por las que pasamos marcaron nuestra personalidad y ayudaron a desarrollarla. Tuvimos tiempo para reflexionar, analizar situaciones de nuestra vida cotidiana en las que podríamos mejorar distintos aspectos, trabajar habilidades sociales mediante juegos…

Tuve clarísimo que, al llegar a casa, escribiría un diario personal en el que explicaría todo lo que habíamos hecho y lo que había supuesto para mí el viaje, además de los momentos divertidos, anécdotas… Aunque lo más importante se encuentra en los recuerdos, imposibles de recrear con palabras, pensé que sería imposible acordarme de todo lo que más me impactó y disfruté. Así, tuve la idea de plasmarlo en papel, de manera que, al cabo de unos años, al volverlo a leer me haría mucha ilusión y gracia sentir y recordar todos aquellos sentimientos y momentos inolvidables.

También es importante transmitir las ganas de cambiar y mejorar personalmente algunas actitudes que sentí al volver del viaje. No obstante, sé que hacer realidad esto no es, ni mucho menos, instantáneo; tiene que haber una perseverancia y unas ganas enormes. Este objetivo es un nuevo reto que presiento que me ayudará a transformar mi vida.

Nuria Planes Conangla